:::: LOGISTICA INFELIZ :::: por Oscar Bisetti Pinedo / DL Network ™

LA LOGÍSTICA INFELIZ: Me han contado que una vez en un almacén aduanero, sobre la manera indignante de cómo maltratan, se roban y se juegan con la mercadería de otros. He visto jugar a los saltos mortales para caer entre las cajas de galletas. Una vez al terminar la jornada de trabajo en un almacén, los cargadores de la cuadrilla de descarga y del transporte acordaron jugar un “mini campeonato de fulbito”, contra el personal del almacén y su vigilancia. Se organizó un cuadrangular y sacaron una de las pelotas de fulbito que llegaron en un despacho de menaje de casa; luego tomaron prestadas unas 2 docenas de pares de zapatillas, que llegaron desde China en un contenedor de 40′. Para el colmo, los arcos de fulbito los hicieron apilando unos barriles que contenían un químico corrosivo. Mientras los que espectaban los encuentros disfrutaban de una gaseosa extraída de un lote de importación, que fué abandonada por falta de registro sanitario. Sirvieron unas galletas que sobraron como merma en un supuesto siniestro en el día anterior y las rellenaron con atún, proveniente de una caja que se quedó encaletada después del inventario. Aparte de la apuesta, como un gran premio se jugaban una caja de un Whisky importado que se quedó olvidada, no se sabe cómo, en el almacén. (El viejo truco o parádoja matemática del 65 al 64).Al final del campeonato, como las zapatillas “prestadas” estaban nuevas y bonitas, todos los jugadores quisieron quedarse con ellas y dejaron sus zapatillas sucias, viejas y mal olientes dentro de las cajas en véz de las nuevas. Cuando se hizo el despacho de las zapatillas y llegaron al local del dueño o consignatario, éste quiso sacar un par para mostrarlo a su cliente mayorista y cuando sacó la zapatilla de la caja se encontró con una fuerte y maloliente sorpresa que el gerente de la importadora no tuvo otra cosa más que decir: Chino y cochino. Ja, ja, ja. Para barajar la vergüenza ante su cliente. Pero yo no quisiera estar en el lugar de aquel jefe del almacén cuando le hicieron el reclamo. Cuando el importador fué al almacén, llegó a la hora del refrigerio y lo hicieron esperar un rato. Allí presenció una carrera de montacargas en todo el almacén. (Carrera de Patos). Y se estaba librando una gran apuesta anual entre almacenes. Por eso, era que el jefe del almacén no podía atenderlo; porque estaba compitiendo. El cliente se puso a caminar en los pasillos del almacén y comenzó a darse cuenta de que el personal tenía puestas algunas de las zapatillas robadas, quiso hacer una denuncia, un tremendo escándalo; pero, el Gerente del almacén lo calmó regalándole un par de cajas conteniendo un buen Whisky Importado, que no se sabe si lo compró o también se lo cogió del almacén.    Por Oscar Bisetti Pinedo/ DL Netwrok ™.

  DL Network Desing ™ – Casi todos los derechos reservados © 2009 – 2030 

Y CUANDO NO HAY NADA QUE HACER, HAY QUE VIGILAR AL PERSONAL DEL ALMACEN:





Flag Counter

Escríbeme aquí:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: